La República y el sufragio femenino

El 19 de noviembre de 1933 más de la mitad de las mujeres censadas en el estado español ejercía, por vez primera, su derecho al voto. Sería Clara Campoamor quien tras su, ya conocido, debate con Victoria Kent obtendría el apoyo del partido socialista (aunque no de todos sus militantes, si recordamos la frase de Indalecio Prieto) el 1 de Octubre, para dar ese derecho a las mujeres españolas.11012166_170812226602386_5136384367982533166_n
El proyecto de Constitución de la recién proclamada segunda república cayó sobre las espaldas del abogado Luis J. de Asúa, tras haberse rechazado la propuesta del conservador A. Ossorio y Gallardo. Este se mostró prudente con la razón de la igualdad de sexos y redactó: “No podrán ser fundamento de privilegio jurídico: el nacimiento, la clase social, la riqueza, las ideas políticas y las creencias religiosas. Se reconoce en principio la igualdad de derechos de los dos sexos”. Campoamor lo corregiría con “… jurídico: la naturaleza, la filiación, el sexo, la clase social, la riqueza, las ideas políticas, ni las creencias religiosas. El Estado no reconoce distinciones o títulos nobiliarios”. Lo cual englobaría el artículo 25.
Mientras que el gobierno provisional nacido de las cortes el 8 de Mayo de 1931 permitía votar a todos los hombres mayores de 23 años, dejaba, al mismo tiempo, a las mujeres relegadas en un segundo plano, en que solo se les permitía ser elegidas como diputadas. Todo el entramado que se oponía a conceder el derecho de voto a la mujer, se sustentaba en el temor de que el sector femenino aún no se hubiese independizado del yugo eclesiástico, que sobre ellas, seguía pesando.
El debate concurrido en el Parlamento entre Campoamor y Victoria Kent había tenido lugar ese 1 de Octubre de 1931, donde la segunda defendía la necesidad de retardar la concesión de voto femíneo, en clave de “oportunidad para la república”, y argüía que se debía esperar a que las mujeres tuviesen la capacidad de comprender las ventajas que podría aportarles la república. Campoamor, sin embargo, objetaba alegando que las féminas ya habían demostrado su capacidad de responsabilidad y que el índice de analfabetismo era superior en los hombres que en las mujeres.
La posibilidad de voto para la población femenina de España, se aprobaría en el congreso de los diputados con 161 votos a favor y cuarenta votos menos, en contra. El resultado, sin embargo, no se cerraría ese primero de Octubre, puesto que dos meses más tarde, sería Peñalba (del partido AR) quien propuso la corrección de permitir votar a las mujeres solamente en los plebiscitos municipales, pero no en los nacionales. Si esto hubiese seguido adelante, las mujeres no hubiesen podido llevar a cabo su derecho a voto en 1936.
Como ya hemos indicado, las primeras elecciones en que las mujeres tuvieron voz se dieron en 1933 (hoy se cumplen 82 años), y fueron utilizadas como cabeza de turco al que echar la culpa de la victoria de las derechas. Pero, mirando con perspectiva, la suma de votos de los partidos de izquierdas, aun votando las mujeres y pudiendo estar influidas por lo lanzado desde el púlpito, era sumamente superior al número de votos conservadores. Ergo, el triunfo de los partidos de derechas del año 1933 estuvo, más bien, condicionado por un problema de pericia y de unidad de los partidos izquierdistas, algo que se podría observar con el triunfo del Frente Popular de 1936.
La concesión de derecho de voto, al igual que otros como el divorcio, fueron logros alcanzados por las mujeres durante la etapa republicana, pero se trata de victorias tan fugaces como el propio régimen que las amparaba. El golpe de estado desembocado en Guerra Civil, y la imposición de una férrea dictadura, hicieron que todos los derechos conseguidos desapareciesen de un plumazo. Habría que esperar a que el dictador muriese en la cama, para que las mujeres retomasen un derecho que les era propio.

11039096_170812203269055_2200975649050476392_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s