La Unión Militar Democrática

 

El 8 de Marzo de 1976 fueron juzgados en un Consejo de Guerra, en la localidad madrileña de Hoyo de Manzanares, nueve militares por pertenecer a la Unión Militar Democrática. Fueron condenados a un total de 42 años y seis meses de prisión militar y siete de ellos fueron expulsados del ejército. Aunque un año después estos hombres serían indultados no pudieron reincorporarse a sus puestos militares, como era de justicia.

 

Esta organización de militares clandestina (UMD) se organizó en septiembre de 1974 para aglutinar a los militares de los tres Ejércitos y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que, prescindiendo de su posición política personal, querían unirse a la mayoría de sus conciudadanos para reclamar con ellos la transformación del régimen dictatorial en uno de democrático. En su ideario fijaron unos objetivos tanto en lo civil como en lo militar. Propusieron convocar una asamblea constituyente que elaborara una Constitución homologable a la del resto de países occidentales europeos, hicieron una defensa de la libertades y los derechos humanos, exigieron una reforma de la Justicia Militar y de la Ley del Servicio Militar, demandaron reformas socioeconómicas para mejorar las condiciones de vida de todos, exigieron una amnistía para los todos los presos políticos…etc. Esto se produce un año después de la Revolución de los Claveles en Portugal, donde los militares del Movimiento de las Fuerzas Armadas se alzaron, el 25 de Abril de 1974, contra la dictadura salazarista, y obtuvieron el respaldo del pueblo. Sin embargo, la Unión Militar Democrática, compuesta tan solo por unas cuantas docenas de oficiales, no se marca como objetivo el golpe de estado, su finalidad, en palabras de José Ignacio Domínguez, es «mojar la pólvora de los militares fascistas», retenerlos en un probable golpe de mano en contra de los cambios una vez se haya iniciado el proceso transitivo.

Esos años, y los posteriores hasta la transición, fueron muy difíciles y turbulentos: la dictadura estaba dando sus últimos coletazos y la represión se recrudeció produciéndose hechos cruentos como los sucesos de Vitoria donde fueron acribillados y asesinados 5 trabajadores durante una huelga o los asesinatos de los abogados laboralistas de Atocha.

Estuvieron encuadrados en la UMD unos 150 militares aunque su ámbito de influencia fue mucho mayor cuando se conoció la existencia de la organización cuando se produjeron las detenciones. La cifra exacta nunca se conoció por el temor de muchos a reconocer su militancia en la misma, aún después de restablecida la democracia en España.

Estos hombres tuvieron el coraje de hablar de democracia en unas fuerzas armadas adeptas, en su gran mayoría, al régimen franquista y que formaban el principal engranaje de la dictadura. La persecución en los acuartelamientos militares fue implacable: Los que no fueron acusados y juzgados del  disparatado delito de conspiración para la rebelión militar, fueron acosados y represaliados de muchos otros modos, todos debieron afrontar un ambiente hostil que les presionaba deliberadamente para que abandonaran la carrera y algunos que, por sus acreditados méritos y capacidades, tenían expectativas de promoción profesional vieron como éstas se esfumaban.

Con la vuelta de la ansiada Democracia no se produjo la reparación de los militares de la UMD. La Ley de Amnistía del 15 de Octubre de 1977 no contempló la amnistía de sus miembros, lo cual fue una vergüenza, y tuvieron que esperar hasta el año 1987 para ser rehabilitados cuando, por imposición de Alfonso Guerra (contra el criterio de Narcís Serra, ministro de Defensa socialista), se amplió la Ley de Amnistía de 1977 para los expulsados de la UMD, amnistía “descafeinada”, pues se les negó cualquier destino de su rango y se les “obligó” a pasar a la reserva.  Se culminaba así la gran paradoja histórica de que a los militares expulsados de los ejércitos por demócratas no se les permitió volver a vestir el uniforme en las fuerzas armadas de la Democracia.

12670801_223736391309969_8551000357408974633_n

La UMD se autodisolvió el 26 de junio de 1977 tras las elecciones del día 15 del mismo mes y año. Consideraron que ya no tenía sentido su existencia y que, en una democracia, no tenían cabida organizaciones militares de este tipo.

En el año 2002, Carlos Sanjuán, diputado socialista  y antiguo miembro de la UMD, amigo de Julio Busquets (que fuera diputado y uno de los fundadores de la UMD), con el respaldo de todos los grupos de la oposición, promovió una Proposición No de Ley que tibiamente reconocía la labor de los hombres de la UMD y de todos aquellos militares que se opusieron a la dictadura. La mayoría absoluta del PP de José María Aznar echó por tierra la proposición.

El 24 de enero de 2009, la Fundación Abogados de Atocha premió a la UMD con uno de sus premios anuales por su contribución a la democracia.

El 4 de abril de 2009, el Congreso de los diputados aprobó una proposición no de Ley en la que se reconocía la labor de los militares de la UMD durante la transición en la ayuda de la llegada de las libertades a España e instaba al Gobierno a un reconocimiento institucional.

El 4 de diciembre de 2009, el Consejo de Ministros aprobó una declaración institucional, publicada en el Boletín Oficial del Estado y en el Boletín Oficial de la Defensa en la que se reconocía esta participación y se hacía referencia a la persecución de que fueron jefes, oficiales y suboficiales de la UMD, de forma judicial y extrajudicial.

El 16 de febrero de 2010, el Ministerio de Defensa (el cual ocupaba Carme Chacón) entregó la Cruz del Mérito Militar y Aeronaútico a 14 antiguos miembros de la Unión Militar Democrática (UMD) por la “valentía” que demostraron al colaborar “decididamente” en el camino hacia la Transición a la democracia española y por cuyo papel algunos fueron “encarcelados, juzgados, condenados y expulsados” del Ejército.12814685_223736437976631_1790595402952102609_n

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s